Japón cambia sus leyes y se declara listo para la guerra


Por  Rulman Bayoshi

Valora este artículo
(0 votos)

Esta semana, llega de Japón un tema de la mayor relevancia: el país asiático ha abolido su renuncia a la guerra. Tras ser derrotado en la Segunda Guerra Mundial, Japón adoptó una constitución en cuyo Artículo 9 se lee (traducción oficial del gobierno japonés al español): 

“Aspirando sinceramente a una paz internacional basada en la justicia y el orden, el pueblo japonés renuncia para siempre a la guerra como derecho soberano de la nación y a la amenaza o al uso de la fuerza como medio de solución en disputas internacionales. Con el objeto de llevar a cabo el deseo expresado en el párrafo precedente, no se mantendrán en lo sucesivo fuerzas de tierra, mar o aire como tampoco otro potencial bélico. El derecho de beligerancia del estado no será reconocido”. 

Tal perspectiva nunca pudo aplicarse en la práctica, pero esto se hizo muy evidente desde 1954; año en que Japón transformó a su policía nacional y a la guardia costera en un cuerpo denominado Fuerzas de Autodefensa de Japón.  Esta se divide desde entonces en Terrestre, Marítima y Aérea

Antes de que ocurrieran los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki, el Ejército Imperial Japonés ya estaba prácticamente devastado. Tras la ocupación, el General Douglas MacArthur (en calidad de Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas) encabezó la desmilitarización y democratización de Japón

El Ejército y Armada imperiales fueron desmantelados, lo mismo que todo remanente de la industria bélica. Cualquier organización que tuviera algún vínculo con la milicia fue disuelta y las artes marciales fueron totalmente prohibidas

Las fuerzas de ocupación estadounidenses se comprometieron a defenderá Japón de cualquier agresión del exterior. La seguridad interior quedó en manos de pequeños cuerpos de policía. Sin embargo, cuando la Guerra de Corea comenzó en 1950 las tropas norteamericanas fueron sacadas de Japón y llevadas al nuevo escenario bélico. 

Así fue como se aprobó la propuesta de crear la Reserva Nacional de Policía, que rápidamente sumó a más de 100 mil hombres. Este cuerpo cambió de nombre en 1954, cuando se promulgó la  Ley de Fuerzas de Autodefensa. Para evitar suspicacias, esta organización ha remarcado siempre que se encuentra bajo un estricto control civil

Por ejemplo: los uniformados son civiles y reciben la categoría de funcionarios especiales. Todos están subordinados a funcionarios civiles que dirigen el Ministerio de Defensa. En las Fuerzas de Autodefensa no hay secretos militares y si un miembro comete cualquier delito es juzgado por un tribunal civil. Por supuesto, en la estructura de organización no se usan términos militares. 

El pasado martes 1 de julio se cumplieron 6 décadas desde la promulgación de la ley que dio origen a las Fuerzas de Autodefensa. En el marco de dicho aniversario el gabinete del primer ministro japonés Shinzo Abe, aprobó una resolución que permite reinterpretar el famoso Artículo 9. Ahora Japón podrá intervenir en acciones militares en el extranjero, incluso si no es atacado

El Primer Ministro cuenta con el apoyo parlamentario de su partido, el Liberal Democrático; que ha formado una alianza en la materia con el Partido Nuevo Komeito (ambos de derecha). 

Ya desde hace muchos años, Japón se convirtió en uno de los países que más gastan en armamento (algunos rankings lo sitúan en la sexta posición global). Los nipones son firmantes del tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, pero su gran desarrollo en el campo de la energía nuclear hace suponer a muchos analistas que podría desarrollar –si llegase a requerirlo- este tipo de armamento en muy poco tiempo.

Actualmente, el portaviones militar George Washington (de los Estados Unidos) realiza operaciones en el Mar de Japón. Hace maniobras combinadas con buques de la Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón. 

Todas estas acciones generaron una reacción inmediata de la cancillería china. Su vocero, Hong Lei, expresó que su país está preocupado ante el incremento del rol militar de los nipones y exhortó a Japón para que no dañe su soberanía ni sus intereses de seguridad. 

En territorio japonés las tensiones no son menores. Han comenzado las protestas en varias ciudades, encabezadas siempre por el opositor Partido Liberal Democrático (de izquierda). 

Los reclamos desencadenados por el tema llegaron a tal agrado, que el lunes 30 de junio (en la víspera de la aprobación del nuevo decreto) un hombre se prendió fuego para mostrar su desaprobación por el cambio en la ley. 

Los hechos ocurrieron en la populosa estación de Shinjuku en Tokio (la más grande del mundo, que recibe diariamente a 3 millones de pasajeros). El individuo (cuyo nombre no se ha revelado) se encontraba en el techo de un puente peatonal, donde cientos de personas lo observaban. Con un megáfono hizo saber su inconformidad por las disposiciones mencionadas. Inesperadamente, se roció con gasolina y se prendió fuego. Los cuerpos de rescate apagaron las llamas y trasladaron al sujeto a un hospital. Se hizo quemaduras muy graves. 

Las decisiones del gobierno japonés no son repentinas. Ya en diciembre, el régimen de Shinzo Abe había dado a conocer un plan a diez años que contempla elevar aún más el presupuesto de guerra para Japón. El gobierno argumenta que tales acciones son respuesta al incremento de tensiones en la región del Océano Pacífico. Además, todas estas acciones cuentan con el respaldo de Washington y de Naciones Unidas. (@ElAngelopolita)

PUBLICADO: a las 22:09 del 03 de Julio de 2014
LEÍDO 3890 veces




COMENTA