Fiestas eróticas en el “Barco de la Tortura” generan controversia


Por  El Angelopolita

Valora este artículo
(0 votos)

Festines de sexo a bordo de embarcaciones, es una de las principales atracciones en Constanza (sur de Alemania) desde hace 17 años. Los pasajeros asisten enfundados de látex o piel, con correas; y sus accesorios son látigos, esposas y máscaras exóticas. Todo este vestuario atrae a miles de curiosos que se conforman con ver abordar a los atrevidos viajeros. 

Torture Ship” (“Barco de la Tortura”) se le llama a esta práctica atrae a muchos turistas al Lago Constanza. Los desfiles de látex y tanta desinhibición ya causaron molestia entre algunos políticos locales. Recientemente, estos han calificado a los eventos mencionados de “obscenos”. También exigieron a las autoridades que regulan el tráfico marítimo e impidan el alquiler de su flota para eventos sexuales.

Durante el “Torture Ship”, se puede disfrutar en el muelle –antes de zarpar- de espectáculos de malabares, contorsionismo, danzas eróticas y por supuesto un show sadomasoquista. Uno de los barcos que organizan estas fiestas se llama precisamente “Torture Ship”. Tiene capacidad para 600 ocupantes y promete juegos como “atar a una persona a una cruz para pegarle en el trasero”. 

En Constanza, dos empresas promueven los eventos eróticos que tendrán lugar en barcos. Anuncian que habrá de todo: sadomasoquismo, sexo y alcohol

“No se puede descartar que luego (de la fiesta) haya sexo. Pero que alguien me muestre algún carnaval donde no lo haya” defiende Thomas Siegmund, uno de los organizadores.

Los responsables de esta iniciativa se vieron sorprendidos por la polémica. “Llevamos 17 años navegando con este barco. Y ahora todo el mundo hace como si no hubiese escuchando nada de esto hasta ahora”, comenta Siegmund.

El barco pretende ser una muestra de sexo sin límite. A bordo se pueden encontrar 3 plantas, 2 pistas de baile con diferentes estilos de música, un restaurante, expositores de artículos de fetiche, un cuarto oscuro amueblado, Áreas Mini-Play, guardarropa, varios bares y zona de ocio. También hay espectáculos estilo sadomasoquista, cortes gratis de bello íntimo, sin faltar la bienvenida con champán.

“Torture Ship” tiene lugar todos los años durante el verano. Aproximadamente 700 clientes internacionales acuden al evento. Otro organizador, Thomas Weiss, explica que “no todos los participantes irán a buscar sexo” y añade: “tenemos tres pistas de baile, cuatro DJs, un bar y un restaurante. Quien quiera algo más podrá acudir a las muchas zonas de reposo que definitivamente no están pensadas para dormir”. (@ElAngelopolita

PUBLICADO: a las 22:40 del 02 de Julio de 2014
LEÍDO 5667 veces




COMENTA