Zentai: cubre tu cuerpo y hasta los ojos con una segunda piel de lycra


Por  Yazmin Evia

Valora este artículo
(0 votos)

La tendencia inició en Japón con el nombre de Zentai. Se trata de cubrir todo el cuerpo de pies a cabeza con un traje ajustado de lycra (elastano o spandex) incluyendo los ojos. La práctica se está propagando por todo el planeta con el nombre Morphsuits o Bodysocks

Los hay de todos los colores y diseños, aunque tienen mucho éxito los inspirados en superhéroes o personajes inesperados. También existen los de temporada como Morphsuits para Halloween o navideños, y por supuesto a los niños les encantan.

Son utilizados para practicar deportes, uniformar porras, como fetiches o inclusive para dar un simple paseo y atraer la atención.

Zentai es una contracción de zenshin taitsu, y puede traducirse como “ajuste de cuerpo entero”. Aunque no se tienen claros sus orígenes, esta tendencia nació en el país nipón durante los años 80 y explotó en los 90 con la aparición de los Power Rangers. Hoy se reanima y gana adeptos en el mundo entero. 

Los trajes fueron creados para su uso en la danza moderna, y no debe ignorarse que entre los precursores se encuentran algunos superhéroes como el Hombre Araña

Son favoritos entre adolescentes y veinteañeros, pero los usan personas de todas las edades y con muy diversos objetivos. Los aficionados explican que estos trajes totalmente pegados a la piel logran que las caricias se intensifiquen

Muchos piensan que detrás de esta afición a cubrirse, hay un intento por ocultarse de la realidad. Un afán –dicen- por convertirse en ciudadanos sin rostro y sin identidad

Los aficionados a esta moda son llamados morphing y tratan de cumplir diversidad de fantasías. Se reúnen en clubes para bailar y conquistar. Algunos los compran para fiestas; y muchos artistas como malabaristas, bailarines, equilibristas o acróbatas se divierten experimentando. Otros simplemente pueden convertirse en un superhéroe y pasar un buen rato con los amigos. 

No faltan quienes se atreven a vestirlos para hacer sus tareas cotidianas o realizar diferentes actividades deportivas como paracaidismo, esquí, surf y por supuesto para correr en maratones. En los estadios jamás pasan desapercibidos.

Dentro de esta extravagante afición también hay rarezas como las sirenas, los MegaMorph (quienes prefieren inflar su traje con aire para parecer una pelota) y también los kigurumi (que pintan sus trajes para semejarse a algún personaje animado).

“Los lugareños no saben qué hacer con nosotros, pero los turistas nos aman… a veces apenas podemos caminar 3 pasos por la calle antes de ser detenidos para posar en una foto”, comentan los de The Zentai Project del Reino Unido 

Con las máscaras no pueden comer ni beber; y aunque parece incomodo traer el rostro cubierto (por que dificulta la visibilidad y la respiración) hay quienes encuentran atractivo este vestuario sofocante. 

Por eso no es extraño que también sea usado como fetiche, para probar experiencias de claustrofobia y excitarse con ello. Sin embargo también hay quienes los usan sin fines sexuales. Simplemente -por extraño que parezca- para meditar con un toque extra de color y diversión. (@ElAngelopolita)

PUBLICADO: a las 20:21 del 22 de Junio de 2014
LEÍDO 10312 veces




COMENTA