El Rey de las Alcantarillas y la ciudad subterránea de Bucarest


Por  Yazmin Evia

Valora este artículo
(0 votos)

En Bucarest (capital de Rumania) cientos de hombres, mujeres y niños han transformado las alcantarillas en un hogar. Los habitantes de esta comunidad subterránea padecen SIDA, hepatitis o tuberculosis; y el pegamento es la droga de universal elección. A la cabeza de esta sociedad está un personaje conocido como Bruce Lee, llamado también “El Rey de las Alcantarillas”. 

Bruce es mentor, reparte las drogas y en el subsuelo lo llaman “papá”. Con todo, muy hospitalariamente sirvió de guía a periodistas británicos y al fotógrafo rumano Radu Ciorniciuc a través de esta ciudad oculta bajo los pies de la metrópoli más poblada de Rumania.

La entrada a este mundo subterráneo es un agujero en el pavimento no apto para claustrofóbicos. Sin embargo, dentro de la ciudad subterránea se cuenta con luz eléctrica, televisión, mascotas como perros y gatos, sin faltar nunca la música. Son muy solidarios: comparten comida, drogas y cuando algún miembro es hospitalizado recibe decenas de visitas. 

Al caer la tarde empiezan a despertar y trepando por fuera de la tierra salen de la ciudad subterránea para buscar comida junto a sus perros. Bruce Lee los ha organizado para convivir pacíficamente.

“La mayoría de la gente aquí proviene de orfanatos. Traté de organizarlos. Queremos demostrar que no somos lo que ellos creen: la escoria de la sociedad, las ratas, prisioneros, o lo que sea” comenta Bruce Lee.

No se sabe cuántas generaciones han habitado esta red de túneles, pero algunos son habitantes de segunda generación. Los orígenes de esta ciudad subterránea no se tienen claros. Una serie de informes que datan de 1990 revelan que decenas de miles de niños que se encontraban en orfanatos del estado rumano, aparecieron poco después vagando misteriosamente por las calles. Hoy las historias de los miembros de la comunidad son muy diversas.

Mi mamá me abandonó tres días después de nacer en el hospital. (…)  Fui criado en orfanatos. Yo también he estado viviendo en las alcantarillas desde que era un niño, con muchos otros que ahora están muertos”, expresa Bruce Lee en entrevista 

Ellos no pueden imaginar una vida diferente, pero aseguran ser más felices desde que descubrieron la ciudad dentro de las alcantarillas. Ahí pueden guarecerse del clima, haciendo amigos y sin ser discriminados.

La vida de esta sociedad subterránea ha sido narrada en un reciente documental de Channel 4 News. En este pueden apreciarse imágenes excepcionales que describen la atmósfera abrumadora de los habitantes del subsuelo en esta zona urbana de Europa del Este; que sobreviven entre ratas y enfermedades incurables. Unos ven aquí una auténtica comunidad de zombis. Para otros, simplemente son las nuevas formas de supervivencia en el mundo moderno. (@ElAngelopolita)

PUBLICADO: a las 13:02 del 26 de Mayo de 2014
LEÍDO 8967 veces




COMENTA