Oncólogo administró quimioterapia a 553 pacientes que no padecían cáncer


Por  Yazmin Evia

Valora este artículo
(0 votos)

En Detroit (Estados Unidos) el doctor Farid Fata administró quimioterapia a 553 pacientes que no padecían cáncer con la finalidad de ganar más dinero. Un fiscal de Estados Unidos ha pedido una pena de 175 años, pero solo ha conseguido 45 años de prisión para Fata. Cientos de pacientes y familiares de víctimas fatales, han acudido al juicio esperando justicia.

El gobierno identificó solo a 553 víctimas, con apoyo de las compañías de seguros. Las aseguradoras pagaron al menos 17 millones de dólares (unos 267 millones de pesos mexicanos) por tratamientos oncológicos innecesarios.

Farid Fata está acusado de cometer fraude para enriquecerse a través de programas de seguro de salud. Los tratamientos contra el cáncer innecesarios, verdaderamente destruyeron la salud de al menos 553 pacientes.

El juez de distrito Paul Borman escuchó esta semana relatos de 22 víctimas, quienes compartieron historias de huesos frágiles, pérdida de dientes y órganos fritos. Los pacientes describieron escalofriantemente los efectos de la quimioterapia excesiva a manos del Dr. Farid Fata. Algunas declaraciones fueron leídas por los familiares de los pacientes que fallecieron.

Las historias de los ex pacientes y familiares que vivieron estas trágicas historias verdaderamente son desgarradoras. 

Yo confiaba en él” declaró Michelle Mannarino, quien perdió a su madre. “Solo me queda un diente” advierte Sony Smith otro ex paciente. “Solo soy la sombra de lo que fui” reclama Maggie Dorsey, otra de las afectadas. Las siniestras historias se cuentan por cientos. 

“Él se aprovechó de nuestra confianza, nuestro cansancio, nuestros temores”, dijo Ellen Piligiam; cuyo difunto padre fue tratado con drogas de gran impacto que no necesitaba.

El FBI sostiene que el doctor Fata no sólo diagnosticó y trató falsos casos de cáncer, sino que suministraba caros y agresivos tratamientos a pacientes que estaban en las últimas fases de la enfermedad y no tenían posibilidades de sobrevivir.

La clínica en la cual el ex Doctor Fata era accionista, Michigan Hematología Oncología, tenía siete oficinas en el área de Detroit y un negocio relacionado que realiza pruebas para detectar el cáncer. Al testificar para el gobierno, dos expertos de la escuela de medicina de Harvard dijeron que estaban preocupados después de ver una pequeña parte de los archivos de pacientes.

Con información de BBC y Detroit Free Press.

@ElAngelopolita 

PUBLICADO: a las 20:40 del 10 de Julio de 2015
LEÍDO 2602 veces




COMENTA