Un avión ha aterrizado en tu cochera


Por  Rolando Lino Mina

Valora este artículo
(0 votos)

En algún lugar de los años setenta, se pusieron de moda las fotografías murales para decoración. La selva negra alemana o las cristalinas aguas de un río con una montaña nevada de fondo (probablemente en Canadá) eran útiles para quebrar la monotonía de un despacho contable; un consultorio dental o incluso una zapatería. Nunca fueron tan realistas como para transportarnos a los sitios que emulaban; pero al menos daban una sensación –a veces muy necesitada- de amplitud en el espacio.

Pero hoy estamos en la década de la alta definición y la depurada nitidez en las impresiones. Por si fuera poco, es también la era digital de las imágenes fantásticas de increíble realismo. Suficiente para retomar la experiencia del mural… ¿O no? Pero al diseñador Thomas Sassenbach se le ocurrió ir algunos pasos más allá, y creó unos fotomurales que se colocan en la puerta de la cochera.

Cierto, eso de la puerta del “garage” suena a una costumbre puramente norteamericana. ¿Pero acaso no este país tiene ya varias zonas que podrían equipararse con zonas comerciales o residenciales del vecino país del norte?

Y también es cierto que las cocheras mexicanas se están pareciendo cada vez más a las que antes sólo se veían –precisamente- en las películas realizadas en los Estados Unidos. Así que de una forma o de otra, nos serán familiares estos portones y podremos calcular cuál sería el impacto de toparnos con uno ellos.

¿O dime si no te sorprendería esto? Imagina que un día notas que tu vecino ha retirado la puerta de su garage. De hecho, ya no la necesita porque ahora tiene estacionado en la cochera un tanque de la Segunda Guerra Mundial (Panzer). Vaya que al vecino “S” si le preocupa el incremento de la inseguridad, pensarías. 

Pero cuando te acerques, notarás que no hay nada de eso. Es sólo un fotomural con altísima definición. Sassenbach ha utilizado una técnica que consiste en manipular imágenes realistas en 2D para crear un 3D óptico. Los resultados, saltan a la vista

Supón que la puerta de tu cochera fuera el acceso a un hangar en donde estuviera estacionado tu avión biplano de color rojo. Thomas Sassenbach lo hace posible. Si dispones de una cochera con dos entradas, todo el barrio se perturbará deduciendo cómo lograste meter en un espacio tan reducido un camión de volteo (¡y de los grandes!). Sería otra magia de Sassenbach. Y la más impactante de todas (para garage de tres puertas): ¿Por qué tienes un avión gigante aterrizado en tu cochera?

Y puedes tener también un elefante cómodamente sentado en el piso del garage; o una cava; o un cochecito para bebé de tamaño gigante; y hasta una increíble entrada a la playa. Cuesta –el más simple- 229 dólares y se instala fácilmente, según lo explica el video de la misma empresa de Sassenbach. No dejes de visitar el sitio oficial de “Style your Garage” para ver todas las imágenes disponibles. (@ElAngelopolita)  

PUBLICADO: a las 11:33 del 01 de Mayo de 2014
LEÍDO 2898 veces




COMENTA