Habrá carne de pollo hecha en laboratorio antes de que termine 2015


Por  Rolando Lino Mina

Valora este artículo
(0 votos)

Un grupo de científicos israelíes se ha propuesto desarrollar, antes de que finalice este año 2015, un proceso efectivo para cultivar carne de pollo en laboratorio

Estos trabajos están financiados por la Fundación para la Agricultura Moderna (Modern Agriculture Foundation), organización cuya propuesta es reemplazar la crianza de animales con un sistema para fabricar carne

Esta investigación en curso está encabezada por el profesor Amit Gefen, bioingeniero de la Universidad de Tel Aviv.

Hace casi dos años, fue presentada la primera hamburguesa hecha a base de carne de res cultivada en laboratorio. El costo de producción de aquella pieza fue de 300 mil dólares; y según quienes la probaron era poco jugosa y estaba desabrida.

Esa hamburguesa de laboratorio fue desarrollada en la Universidad de Maastricht (Países Bajos) y era resultado de 5 años de investigación financiada por el cofundador de Google, Sergey Brin. Se creó a partir de pequeñas muestras de tejido muscular de vaca, que fueron convertidas en 20 mil tiras pequeñas de tejido muscular para dar lugar a una pieza de carne de tamaño convencional.

Pero el proceso que se proponen desarrollar en Tel Aviv será completamente distinto: recreará una pieza completa de pollo a partir de una célula. Gefen, experto en ingeniería de tejidos, señala que el plan es cultivar las células para dejar que ellas mismas se dividan y multipliquen

Este no ha sido el primer intento de recrear carne de pollo en el laboratorio. Ya la organización People for the Ethical Treatment of Animals ofreció un premio de un millón de dólares a quien fuera capaz de crear carne de pollo a partir de la multiplicación de células. El plazo expiró al finalizar 2014, sin que nadie reclamara el premio

Otra investigación realizada recientemente logró reproducir las células de pollo en laboratorio, pero su proceso fue descartado porque utilizaron factores de crecimiento extraídos de tumores

Quienes financian este tipo de estudios están alarmados porque se ha predicho que para el año 2050 el consumo de carne se habrá duplicado –cuando menos- en el mundo. Por ello aseguran que estos métodos serán la única forma de cubrir la demanda de cárnicos sin destruir al planeta. Ofrecen cifras.

Según estudios realizados por las universidades de Oxford y Ámsterdam, la carne cultivada generará un 96 por ciento menos de gases de efecto invernadero con respecto a la carne proveniente de la crianza. 

Asimismo, estas instituciones aseguran que estos procedimientos darán un ahorro de agua de entre el 82 y 96 por ciento (con respecto a la producción de carne convencional) y eliminará una buena parte de la necesidad de territorio para la crianza de los animales.

El consumo de carne en México alcanzó su máximo histórico en 1989, cuando el consumo fue de 28 kilogramos por habitante en promedio. Hoy se encuentra en su nivel más bajo, que es de unos 15 kilogramos por persona al año.

Obviamente, las causas de este descenso son las recurrentes crisis económicas y la desaceleración de la economía nacional. Es por eso que la carne de pollo se ha convertido en la alternativa para las familias mexicanas: en 1994 se consumían 15 kilogramos por persona y hoy se consumen en promedio 25.

Shir Friedman, cofundador de Modern Agriculture Foundation, aseguró: “En un futuro no muy lejano miraremos atrás a la forma en que solíamos criar vacas y pollos, y notaremos que se ponía demasiado esfuerzo en conseguir un pequeño trozo de carne”.

@ElAngelopolita

 

 

PUBLICADO: a las 13:25 del 17 de Marzo de 2015
LEÍDO 1820 veces




COMENTA