Infecciones inmunes a todo tratamiento proliferan por uso abusivo de antibióticos


Por  El Angelopolita

Valora este artículo
(0 votos)

Las infecciones mutadas están sobre nosotros, son letales, difíciles de encontrar y no tenemos una cura o antibiótico todavía. Qué son, por qué aparecieron, qué podemos hacer para protegernos, de todo eso y más hablaremos a continuación.

Alexander Fleming descubrió un hongo que impedía el crecimiento de las bacterias en 1928, trató a su primer paciente con Penicilina en 1932 salvándole la vida. Ese fue el comienzo de una nueva era para la medicina, donde el practicante tenía una novedosa respuesta para la neumonía, la gonorrea o la fiebre reumática que en esa época eran incurables.

Se encontraron nuevas cepas del hongo y métodos de extracción, algunos todavía más efectivos; la producción era barata y el riesgo mínimo. Sin embargo Fleming reconoció cuando le entregaron el Nobel 1945 que la selección natural haría de las suyas y que las bacterias desarrollarían la resistencia a los antibióticos al final.

El tiempo ha probado que tenía la razón: en la actualidad nuestra espada afilada se ha quedado obtusa. En años recientes el número de infecciones capaces de neutralizar el tratamiento ha crecido. Por ejemplo, el estafilococo áureo es usualmente un inofensivo habitante en la nariz para un tercio de las personas, pero que recientemente ha mutado gracias a la enzima NDM-1 en los hospitales de Nueva Delhi (La India); donde el termino recientemente creado "turismo médico" es usado para referirse a aquellos que van al subcontinente en busca de atención médica con reglas mas relajadas

Ya murieron 19 víctimas por el estafilococo áureo y ya hubo 160 casos registrados, pero podría haber cientos o hasta miles más de infectados. Nadie sabe a ciencia cierta, y también hay otras infecciones mutadas por la enzima NDM-1, como neumonía o gonorrea . La enzima transforma bacterias inofensivas en superbichos gracias al ADN que contiene, el cuál es capaz de hacer al individuo inmune a los antibióticos.

Una vez que la enzima entra en la bacteria, esta no puede separarse de ella o muere en el proceso. Fue descubierta en el año 2000 por el Profesor Timothy Walsh y desde entonces se estableció un claro vínculo entre la predominación de la enzima y el tratamiento inadecuado con antibióticos.

Se estima que más de la mitad de las prescripciones de rondas de antibióticos son innecesarias

Se cree que la razón que tiene el médico para administrar antibióticos a diestra y siniestra podría ser la expectativa del paciente. Al llegar con enfermedades como bronquitis, que como muchas otras enfermedades virales no puede ser tratada con antibióticos, el paciente espera una “píldora mágica” y se frustra si el médico le explica que no hay tratamiento inmediato excepto reposo y buenos  hábitos de salud. Aún así el 71% de los casos de bronquitis aún se tratan con antibióticos. De modo que muchas visitas al dermatólogo, al médico general o al pediatra terminan con una prescripción completamente innecesaria.

Cada año se producen entre 100 y 200 mil toneladas de antibióticos y la mayoría de eso (el 80%) va a las grranjas industriales, donde se les dan pequeñas dosis a todos los animales; supuestamente porque los hace crecer más rápido, pero también para evitar enfermedades en las incomodas condiciones en las que viven. Esto tiene la consecuencia de generar las más terribles infecciones.

Se estima también que un niño promedio en Estados Unidos recibirá 20 ciclos de antibióticos en los primeros 15 años de su vida, lo que equivale a más de un ciclo al año; algo completamente injustificado y que a la larga tiende a generar graves complicaciones, además de retrasar la mejora del paciente y empeorar su condición (como demuestran cada vez más estudios).

Aparte de las súper bacterias los médicos están preocupados por el comportamiento del cuerpo, que actúa como un animal amenazado. Las bacterias "buenas" que naturalmente habitan el intestino y muchas otras partes se encuentran en un ambiente hostil y reaccionan con defensas naturales al constante bombardeo que reciben, volviéndose agresivas e inmunes. Simple selección natural.

Los casos documentados de bacterias mutadas pasaron de 6 en 2006 a más de 600 en 2013. Estas mutaciones dejan inútiles hasta a los antibióticos más fuertes como los carbapenemicos, que se usan cuando los otros antibióticos fallan.

Esto significa que el paciente sufre de un gran riesgo en caso de contraer otras infecciones, es por eso que en Estados Unidos se estima que la bacteria mutada contribuye a la muerte de la mitad de aquellos que la adquieren.

Y lo peor es que es el ganado el que recibe el 80 por ciento de los antibióticos producidos al año, ya que el granjero a veces prefiere administrar medicinas a mejorar la condición de vida de sus animales. McDonald's se pronunció a favor de la carne no medicada, pero esos cambios están llegando muy lentamente y aplican nada más a las fronteras de Estados Unidos, no al resto del mundo.

Dinamarca aquí da el ejemploun estudio reveló que entre 1992 y 2008 su sector agrícola disminuyó el uso de antibióticos en cerdos en un cincuenta por ciento, aumentando la productividad y sin incrementar los costos de producción.

Aunque los pasos a tomar para mejorar la situación están bien entendidos; las compañías responsables de producir antibióticos nuevos se han esforzado muy poco: no han sacado nuevas patentes desde los noventa y han frenado  la investigación. La razón detrás de esto es tema de debate.

Es necesaria una reacción inmediata ya que de no hacerlo, la muerte por infecciones mutadas podría alcanzar números que no hemos visto desde antes de la invención los antibióticos.

Con información del artículo publicado por John Naish en Daily Mail. También incluye información de Vox. 

@El Angelopolita

PUBLICADO: a las 13:40 del 13 de Marzo de 2015
LEÍDO 2186 veces




COMENTA