Pasó un día con The Beatles pero mostró las fotos 47 años después


Por  Rolando Lino Mina

Valora este artículo
(0 votos)

Michael Herring era estudiante de arte en 1968, cuando John Lennon lo invitó a pasar un día con The Beatles. Sin embargo, fue hasta marzo de 2015 que el señor Herring ha mostrado las fotografías que tomó en aquel encuentro. 

Michael Herring (nacido en Estados Unidos) tenía entonces 19 años y había llegado a Londres para estudiar arte en Kensington. Fue el 26 de mayo de 1968, cuando un amigo le obsequió la dirección del beatle John Lennon. 

No la pensó: se dirigió a la mansión de Lennon (Kenwood, St. George's Hill) y llamó a la puerta. El propio beatle lo atendió: “¿Qué se te ofrece?”, preguntó. 

El entonces joven Herring se lo ganó bromeando: “John, me gustaría que pudieras ser yo para que supieras lo que se siente conocerte”. Acto seguido: fue invitado a pasar a la casa para desayunar

Estaba en la mesa con Lennon y Yoko Ono, pero ella nunca habló. Se la pasó todo el tiempo murmurándole cosas a una grabadora. Herring comentó entonces que conocía bien la obra de Yoko y esto causó tan buena impresión en Lennon que lo invitó a un ensayo de la banda.

No lo sabía, pero estaba a punto de acudir a una sesión del White Álbum, que sería lanzado en noviembre de ese mismo año. De hecho, la grabación del álbum comenzaría 4 días después, así que lo de Herring fue una verdadera primicia

Sin embargo, Herring presenció cosas que los biógrafos (o hagiógrafos) de The Beatles le van a cuestionar

Luego del desayuno ambos abordaron el Mini de Lennon y se dirigieron al bungalow de Goerge Harrison (Kinfauns, Surrey) donde The Beatles estaban grabando demos de lo que llegaría pronto a ser su décimo álbum de estudio.

Cuando llegaron a Kinfauns, George estaba sentado en el pasto tocando la guitarra. En este punto, Herring sacó su cámara y comenzó a tomar las fotografías que hoy son casi históricas. Harrison preguntó a John quién lo acompañaba y este respondió: “es Michael, un artista. Lo encontré en mi jardín”. Y sin decir más pasaron a lo siguiente. Le presentaron a Ringo Starr y a la esposa de Harrison, Pattie Boyd.

John y George hablaban acerca de que quizá Paul (McCartney) no asistiría ese día al ensayo. Minutos después alguien llamó a la puerta: era un mensajero que traía una carta de Paul. George la leyó y enseguida se la pasó a John. 

Es aquí donde el relato del señor Herring no cuadra con lo que han escrito los historiadores de la trayectoria beatle: “Entendí que era una carta del abogado de McCartney, explicando que Paul deseaba dejar la banda. La noticia no pareció tomarlos por sorpresa, porque ya esperaban que no se presentara aquel día”. 

Herring asegura que Harrison dijo: “Es de los Eastman, no va a venir. Paul renuncia”.

Es probable que estuviera haciendo referencia al bufete Eastman & Eastman (Nueva York), negocio familiar de Lee Eastman que más tarde sería suegro de Paul. De hecho el hermano de Linda Eastman (más tarde llamada Linda McCartney) jugaría un papel central en la salida de Paul de The Beatles. 

El ensayo prosiguió el resto del día, con una pequeña pausa para disfrutar comida vegetariana de La India (en esos días, Harrison sentía una fuerte fascinación por la cultura hindú). Herring refiere que en aquella sesión no hubo drogas ni alcohol.

Cuando Lennon se retiró le dio un “aventón” a Herring, y en ese trayecto él tomó una fotografía icónica final, en la que Lennon (o más bien sus ojos) aparece reflejado en el retrovisor

Aquella experiencia fue un secreto que Michael Herring se guardó por décadas, hasta que decidió contactar a la casa de subastas Omega (de Manchester) para poner en venta las fotos y recuerdos de aquel día. 

El señor Herring busca recaudar al menos unas 10 mil libras (15 mil dólares estadounidenses, unos 235 mil pesos mexicanos) cuando estos objetos salgan a subasta el 24 de marzo de 2015. 

Pero, aunque las imágenes no dejan duda acerca del encuentro que Michael Herring tuvo con The Beatles, varios biógrafos del cuarteto entrevistados por diarios británicos no creen que algunas de las situaciones referidas por él se hayan dado

Específicamente, dudan que el apellido Eastman haya salido a colación y tampoco admiten la posibilidad que Paul haya presentado ese día una renuncia a la banda. 

Mark Lewisohn, considerado una autoridad le dijo al Daily Mail: “Los Eastman no jugaban ningún papel en la vida de Paul hasta que él inició su relación con Linda en octubre de 1968. Tampoco había manera de que Paul renunciara en ese punto. Efectivamente hubo una serie de sesiones en esa época en la casa de George y Paul estuvo en la mayoría de ellas –quizá no en esta- porque incluso existen grabaciones”. 

No obstante aclaró: “Ese detalle no desacredita el resto de la historia”. 

Hasta el momento, el portavoz de Paul McCartney ha omitido fijar la postura del ex beatle con respecto a ese tema. (Incluye información de Daily Mail)

@ElAngelopolita

PUBLICADO: a las 20:16 del 09 de Marzo de 2015
LEÍDO 3239 veces




COMENTA