Las Piedras Viajeras de Racetrack Playa: un fenómeno inexplicable


Por  Rolando Lino Mina

Valora este artículo
(0 votos)

Si lo pensamos bien, hay más fenómenos inexplicables de los que nos imaginamos. Como sea, el de las Piedras Viajeras de Racetrack Playa (California, Estados Unidos) es uno en el que nadie ha podido formular una teoría que sea lo suficientemente creíble. La más aceptada sostiene que el viento puede mover rocas de hasta 300 kilogramos de peso. 

Todo esto ocurre en un sitio plagado de singularidades: el Valle de la Muerte. Cinco cadenas de montañas separan a este territorio del Océano Pacífico; y bloquean todo paso de humedad marina. Por eso es un sitio seco, donde han llegado a registrarse temperaturas de hasta 58 grados centígrados. 

En el Valle de la Muerte, el planeta expone monumentalmente todo su arte y ciencia. Una zona llamada “La Paleta del Artista”, posee arena de colores cian y violeta. Un cañón de color dorado conduce hasta otro descomunal capricho del viento, cuyo nombre le define a la perfección: la Catedral Roja. El “Mirador de Dante”, es una terraza a mil 600 metros de altura, desde la que se tiene la mejor vista de todo el valle. 

Al “Campo de Golf del Diablo” le pusieron así, porque sólo Lucifer podría jugar golf sobre ese territorio que la halita ha atestado de filosas puntas. También se halla ahí la parte más baja de los Estados Unidos (Cuenca Badwater, a 86 metros bajo el nivel de mar); a sólo 120 kilómetros del sitio más elevado de la Unión Americana (el Monte Whitney, a 4 mil 421 msnm). Todo, en un mismo Valle de la Muerte. 

Pero es otra excepción a las reglas naturales en este excepcional lugar, lo que atañe a este artículo. Las Rocas Deslizantes de Racetrack Playa han sido observadas por los humanos desde hace milenios. Se trata de piedras que cambian de posición, dejando tras de sí un nítido rastro. 

Racetrack Playa es un lago seco estacional, situado en el norte de las Montañas Panamint. Mide cuatro y medio kilómetros de largo, por dos kilómetros de ancho. Y tiene una particularidad que no debe perderse de vista: es extraordinariamente plano. El extremo norte es sólo 4 centímetros más alto que el extremo sur.  

Permanece seco casi todo el año, pero en épocas de lluvia se llena con una delgada capa de agua. Cuando las lluvias pasan, el lago se seca y resquebraja formando mosaicos poligonales. Los vientos son tan intensos en el lugar, que redondean las puntas de las placas arcillosas. 

Es sobre esta superficie que las rocas se desplazan. Dejan tras de sí la marca de su trayectoria; que algunas veces luce como una cicatriz de arado, y otras es sólo una fina estría. Suele aparecer el punto donde comenzó el movimiento, y lógicamente la roca se sitúa donde el desplazamiento terminó. Y no hay nada más. Ni el mínimo indicio de intervención humana o animal. 

Los más antiguos pobladores de la zona creían que estas rocas eran una prueba fehaciente de la acción divina. Los buscadores de oro pensaban que el fenómeno era originado por un campo magnético. Durante un tiempo se pensó que no era más que un truco bien montado por bromistas. 

Fue en el siglo XX que varios científicos admitieron el fenómeno geológico, y lo atribuyeron a la acción de fuertes corrientes de viento; ayudadas por delgadas capas de hielo que pudieran formarse en las rocas y el suelo. Se ha comprobado –incluso- que las líneas se mueven en la dirección de las corrientes de aire. 

Sin embargo, aún resulta difícil creer que el viento –aún cuando sopla muy fuerte en la zona- logre desplazar rocas que llegan a pesar hasta 300 kilogramos. Científicos le han puesto marcas y hasta nombre a las piedras, para monitorear su desplazamiento; y también se han usado métodos basados en GPS. 

El fenómeno ha sido visto en otras partes del planeta, aunque en ninguna otra región existen las condiciones que hay en Racetrack Playa para observarlo. A pesar de ello, nadie ha visto a esas rocas moverse y quizá por eso aún no se tiene una explicación irrefutable. Las investigaciones continúan, pero seguramente ya es momento de utilizar la técnica Time-lapse para intentar resolver definitivamente el misterio. (@ElAngelopolita

PUBLICADO: a las 17:38 del 21 de Abril de 2014
LEÍDO 2445 veces




COMENTA