El Niño Dios: joya del arte sacro que habita los hogares de tradición mexicana Destacado


Por  Yazmin Evia

Valora este artículo
(0 votos)

La tradición mexicana señala que el Niño Dios debe ser vestido con un traje nuevo cada año.

El ajuar del Niño Dios incluye corona, zapatitos, huaraches, moisés, nichos, aureolas, sillas, cobijitas, tilmas y hermosa ropa miniatura. Hay más de 300 maneras de vestir al Niño Dios.

Las esculturas del Niños Dios son consideradas unas verdaderas joyas del arte sacro y cada familia de tradición tiene uno en su hogar.

Los Niños Dios son tallados en madera o fabricados con moldes de yeso. Los hay de muchos modelos, tamaños, tonalidades de piel y color de ojos. 

En las familias tradicionales mexicanas generalmente los Niños Dios son herencia de la abuela, y muchas niñas desde la infancia cuentan -igual que sus madres- con un pequeño niño que conservan hasta la edad adulta y heredan a sus hijas continuando la tradición. Por esta razón son piezas muy apreciadas, valoradas y consideradas un tesoro familiar.

Dependiendo del bolsillo de cada quien, el ajuar del Niño Dios es tan rico como sea posible. Algunos llegan a incluir perlas, hilos de oro o plata, pequeñas coronas -al menos con chapa de oro- y ricos bordados que implican largas horas de trabajo. Así que un Niño Dios puede ser una verdadera joya.

Los niños dios antiguos de talla en madera suelen ser muy valiosos y son los más buscados por los coleccionistas o casas de subasta. Se llegan a pagar grandes sumas de dinero por los más antiguos e incluso por algunos muy recientes porque muchas técnicas y moldes tienden a perderse para siempre.

En la actualidad se pueden encontrar modestos letreros o locales enormes en los que se lee: “Se visten Niños Dios”. Algunos sitios ofrecen más de 200 ajuares diferentes: con o sin alas (dedicado a algún arcángel como San Miguel) o incluso dedicados a diferentes santos como a San Judas Tadeo; aunque generalmente debe vestirse de una advocación a Jesús como el Sagrado Corazón, el Señor de las Maravillas o el Cristo Negro.

El Niño Dios fue arrullado en navidad y colocado en el pesebre. El 2 de febrero se le viste con un ajuar nuevo y se lleva a bendecir en misa. Algunas familias acostumbran guardarlo para celebrar el próximo año la navidad, aunque la mayoría de las familias lo coloca en el altar familiar junto a la Santísima Virgen de Guadalupe; donde le colocan flores, agua y una veladora durante todo el año.

En México además de celebrar con amigos y familiares en casa la tradicional "tamaliza"; es muy común que en oficinas, centros de trabajo y escuelas se organicen o se pida cooperación para compartir los tamales acompañados de arroz con leche, champurrado o atole de maíz de diversos sabores. 

Año con año los fieles a las tradiciones, con mucho respeto y cariño, llevan las pequeñas figurillas de sus abuelas a la iglesia para ser bendecidas. Y siempre se agradece un año más de esta antigua y bella tradición mexicana. 

Todos los modelos del Niño Dios mostrados aquí son cortesía de La Boutique del Niño Dios, que ofrece vestidos exclusivos en mas de 200 modelos y cuenta con una tradición de cuatro generaciones dedicadas a este trabajo. La Boutique del Niño Dios está ubicada en la 10 poniente No. 111 Colonia Centro, en Puebla, México.
@ElAngelopolita

PUBLICADO: a las 18:55 del 29 de Enero de 2015
LEÍDO 3151 veces




COMENTA