¿Quién brinda junto a la tumba de Edgar Allan Poe en su cumpleaños?


Por  Emilio Lino Chávez

Valora este artículo
(0 votos)

Un 19 de enero a principios del siglo 19 -en Boston- nació el pequeño Edgar Allan Poe. Su vida fue caótica. Su obra misteriosa y obscura fue la base para muchos géneros literarios como el terror y las tramas de detectives. Sin él, posiblemente Stephen King sería hoy un publicista y Sherlock Holmes no existiría ni sería interpretado por Bennedict Cumberbatch. Definitivamente sería un mundo triste ese. Por eso y más ha existido un individuo que desde hace 70 años hace un brindis en la tumba de Edgar cada vez que es su cumpleaños. O al menos así lo había hecho hasta hoy, que se reporta su misteriosa desaparición.

Casi la definición viva de bohemio, Edgar Allan Poe era un hombre conflictuado en su corazón y mente. Su legado es sólido y longevo pero lo mismo no aplicó al hombre en sí. Vicioso, depresivo, paranoico y desastroso para él mismo, este genial autor conoció un final tan negro como aquel de sus personajes, ya que murió a los 40 años de edad en 1849, solitario y borracho. Fue enterrado poco ceremoniosamente en Baltimore bajo una lápida anónima que bien pudo haber sido la de un indigente marcada solamente por el número 88. Y no, su corazón no seguía latiendo bajo las tablas del suelo.

Sin embargo su nombre se vindicaría en 1875, año en que sus amigos personales y familia lo sacaron del arrumbado sótano de iglesia donde yacía su último lecho. Con mucho esfuerzo y pequeñas donaciones de varias fuentes fabricaron un gran busto de mármol que habría de ser su mausoleo en un bello campo junto a las vías del tren. En una ceremonia donde todo el pueblo participó se le enterró en dicho lugar. Sin embargo la ignominia sería parte de su historia incluso a postmortem, ya que del busto no queda más que un dibujo a lápiz, debido a un incidente que tomo lugar 5 años más tarde: la tumba habría de conocer un final violento cuando un tren se descarriló, destruyendo únicamente el mausoleo de Poe.

Posteriormente su lápida pasaría al lote familiar en el cementerio de Baltimore donde permanece hasta hoy, y es este lugar donde un misterioso caballero se posa cual cuervo en la madrugada del decimonoveno día de Enero desde 1949 (algunos dicen desde los 30’s). Vestido elegantemente con una gabardina negra y un sombrero de ala ancha del mismo color, lleva un bastón con un mango de plata y su rostro está cubierto por una bufanda blanca. Se prepara y ceremoniosamente brinda para nadie en nombre del magnífico escritor y bebe. 

El momento pasa y solamente deja tras de sí la botella medio llena y tres rosas rojas bien acomodadas. Sale del cementerio cuando amanece sin hablar con nadie. Los espectadores, que llegaron a ser más de 150, no lo molestan en lo más mínimo y así había sido por 70 años. Hasta que en 1998 una nota dejada en la tumba describe que The Poe’s Toaster (El que brinda por Poe) original falleció el año anterior y por así decirlo pasó la antorcha a sus descendientes que continuaron la tradición. 

Lamentablemente hoy 19 de enero la gente de Baltimore esperó en vano su llegada esta helada mañana de invierno, ya que no hubo rosas ni brindis ni caballero misterioso en la madrugada. Así ha sido desde 2009, bicentenario del nacimiento del genio literario y última fecha de la aparición del tradicional caballero. Cinco años lleva ya sin estar presente. Sin embargo eso no ha impedido que los locales mantengan el culto como si fuera la estatua de una deidad, pues ahora hay quienes le llevan rosas y coñac por su cuenta, algunos hasta se han hecho pasar por el místico bebedor pero el cuidador que lleva ahí toda su vida sabe que no son los descendientes del original por la asuencia de la señal secreta que había entre los dos.

Así que puede que la tradición haya cambiado, pero definitivamente no ha acabado. Quién sabe, quizás esta noche todos los que hemos sido tocados en las fibras de nuestro ser por sus historias también deberíamos levantar un vaso en su nombre, un poco de Amontillado o algo por el estilo. 
@ElAngelopolita

PUBLICADO: a las 18:12 del 19 de Enero de 2015
LEÍDO 3601 veces




COMENTA