El Águila Real: eje de la cosmogonía del Anáhuac y símbolo vivo de México


Por  Yazmin Evia y Rolando Lino

Valora este artículo
(0 votos)

Existe una especie animal que representa a México: el Águila Real. Habita el Anáhuac desde hace cuando menos 10 millones de años. Su plumaje dorado fue eje en la cosmovisión de los pueblos originales de México, condición que hoy se refleja en el Escudo Nacional.

Las águilas reales suelen cazar durante el día. Su dieta está conformada por reptiles, conejos, peces, aves e incluso carroña. Se han registrado águilas reales cazando tortugas, perros, gatos, patos, halcones, búhos y hasta lobos. 

Tiene un pico en forma de gancho. El tamaño y peso corporal varía según el género, ya que las hembras (y esto es común en casi todas las aves rapaces) son bastante más grandes que los machos. En cuanto al tamaño pueden medir desde el pico a la cola hasta un metro; y el largo de sus alas extendidas llega a ser de dos metros y medio. Un águila adulta pesa entre 5 y 7 kilogramos.

Por sus extraordinarias cualidades biológicas, el Águila Real se halla en la cumbre de la pirámide de las cadenas alimenticias. Es decir, no es una presa asequible para otros depredadores salvo el hombre. 

Las águilas reales son monógamas (conservan la misma pareja de por vida) y suelen ser dedicados padres: entre ambos realizan la incubación durante 45 días y posteriormente alimentan a un solo polluelo. Cuando la cría ya puede volar (aproximadamente a los 50 días de eclosión) los padres le enseñan a cazar, ya que carecen de un instinto para ello.

Por su plumaje dorado, el Águila Real era en la cosmovisión prehispánica la encarnación del propio astro rey, el Sol; y representaba la fuerza del Fuego. Su vuelo descendente simbolizaba el caer de la luz del Sol sobre la tierra. Con las alas extendidas delimita los cuatro rumbos cósmicos y constituye ella misma, el eje del mundo

Por considerar que el Águila Real representa al Sol, desde épocas inmemorables los Voladores de Papantla (en el estado de Puebla y Veracruz) recuerdan el espiral descendente de la ketsalkuautli (su nombre en náhuatl) a las doce del día en una ancestral danza conocida justamente como Danza de los Voladores. 

Para sorpresa de todos recientemente se grabaron en video dos avistamientos de Águila Real que sobrevolaron en círculos la plaza de Tlatelolco. Las acrobacias del Águila Real comenzaron cuando los descendientes de los aztecas cantaron en el antiguo idioma Náhuatl, danzaron al ritmo del huéhuetl e hicieron rugir los caracoles

El Águila Real hoy está en peligro de extinción en el territorio mexicano; debido a la cacería indiscriminada, a la captura ilegal de sus crías, la pérdida de extensas porciones de su hábitat, escasez de agua potable, falta de población estable de las especies con que se alimenta y el declive del ambiente tranquilo que requieren para cazar

Pero no todo está perdido: se estima que en México anidan alrededor de 80 parejas de esta especie en los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes, Querétaro e Hidalgo. Y casi milagrosamente se grabaron los referidos avistamientos en la Ciudad de México. También existe un programa de recuperación de esta especie a cargo del Heroico Colegio Militar Mexicano, espacio educativo donde el Águila Real constituye el emblema central. (@ElAngelopolita

PUBLICADO: a las 12:12 del 24 de Febrero de 2015
LEÍDO 16254 veces




COMENTA